viernes, 2 de enero de 2009

¡Judíos!

[Arena Roja]


Ahora que la noticia en el mundo es la agresión del gobierno (ojo: gobierno) israelí en Gaza, recordé este esbozo de idea de un libro que acaso escribiré, pero que ahora a inicios del año 2009 concibo de una manera más o menos definida.
Empiezo con varias preguntas sobre la nación judía, una nación a la vez antigua y joven, a veces admirada, a menudo envidiada, muchas odiada: ¿Hay algo que explique la pervivencia de un ideal y una cultura tantos siglos, y la ambivalencia de nuestros sentimientos acerca de ellos, compañeros en el desarrollo de la cultura occidental incluso desde antes que Alejandro Magno los incluyera dentro de su Imperio? ¿Qué son? ¿Qué hay de cierto de todos las cosas que se dicen del llamado Pueblo Elegido? ¿Cuándo fue que pasaron de héroes a villanos, de víctimas a victimarios? ¿Por qué a sesenta años nos siguen machacando el recuerdo de su Holocausto? ¿Qué tan importantes son para el Mundo? ¿Qué pasaría si desaparecieran de la faz de la Tierra, o si nunca hubieran existido? En muchas partes pueden estar las respuestas. Acaso Abraham y su llamado; Isaac el que no fue sacrificado; Jacob, sus doce hijos, y una escalera; José el más importante después de Faraón; Moisés el que fue rescatado del agua, y la partida de Egipto; el largo camino de cuarenta años; las batallas que detuvieron el sol; el exterminio de los cananeos por la Tierra Prometida; la guerra contra los filisteos y todos los demás; la fuerza de David y la gloria de Salomón; la cautividad en Babilonia; Esther, Ruth y Job; el retorno de las tribus que no se perdieron; los afanes de los Cabalistas; la gesta de los Macabeos; Herodes contra todos los profetas; los que una tarde hablaron de una cruz a otra cruz; Saulo en el camino a Damasco; Tito, el que no dejó piedra sobre piedra; la larga Diáspora y el mito del Judío Errante; los guettos, las expulsiones, las matanzas; el rabino y su Golem; Shylock y la banca; las relaciones con las Organizaciones Secretas; Marx, el judío comunista; sus Sabios y sus “Protocolos”, el Zar y el Sionismo; el Israel que no terminó en Patagonia; Azkenasis y Sefardíes; el primer Holocausto, huérfano de cine; el triunfo definitivo de su versión del segundo Holocausto; el segundo retorno a la Tierra Prometida; el despojo de los Palestinos; la guerra que no duró una semana; el desierto convertido en vergel; los atletas muertos en Munich; las masacres y la continuidad de la expoliación contra los palestinos; los últimos muertos en Gaza en la última semana… Es un libro que me gustaría escribir algún día, donde resuma las respuestas posibles y pase revisión de todo lo que sabemos o nos dejan saber acerca de ellos. El título, más un grito de identificación que otra cosa. Simplemente: ¡JUDÍOS!
La Yapa:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)