jueves, 10 de diciembre de 2009

China, a la conquista del mundo

[Yoni]

Zheng He es un héroe nacional chino y su historia una de esas páginas de la Historia Universal que parecen de novela. Eunuco al servicio del Emperador, a principios del siglo XV le fue encomendado armar una flota para explorar los mares al occidente de China. La Flota del Tesoro, como suele llamarse, llegó a tener unos 300 barcos, muchos de ellos de tamaño superior a los que los europeos fabricaban en ese entonces. Con una flota semejante, mayor que la que los europeos en conjunto tenían, Zheng He realizó siete exploraciones por encargo de su Emperador por todo el sudeste asiático, la India, Arabia, llegando hasta África… Es lo que dicen los libros de historia. Ya dentro de las conjeturas, Gavin Menzies afirma en su libro 1421: The year China discovered the world, que incluso habían llegado a América antes que Colón, y dado la vuelta al mundo antes que Magallanes; claro que es sólo una teoría que no ha tenido el apoyo de los especialistas, sólo de los que gustan de reinventarse la historia del mundo de tanto en tanto, de buscadores de Atlántidas. Lo que sí está comprobado es que fue un radical cambio en la política imperial china lo que dio fin a epopeya semejante; los barcos fueron desarmados y la mayoría de los registros perdidos, mucho se dice que por obra de los consejeros confucionistas de los siguientes emperadores partidarios del aislacionismo.

China pudo entonces dominar el mundo conocido si lo hubiera querido; tenía la capacidad, pero en vez de eso prefirió encerrarse en sí misma. Sólo cuando en el siglo XIX fue presa del imperialismo expansionista europeo pudo entender su error cometido cuatro siglos antes. Ha pasado otro siglo (en que EEUU ha sido la potencia dominante), y ahora China busca afianzarse como la potencia global de este siglo XXI; ya todos somos conscientes de la penetración china en todo lo que son artículos de consumo, pero también bienes más sofisticados, como la llegada de sus marcas de automóviles a nuestro mercado local, o la reciente oferta de tanques a nuestro ejército. Y no se pararán ahí, claro.

China será la república socialista o comunista que quieran, pero también es un imperio, el más antiguo imperio del mundo. La expedición de Zheng He tenía mucho de comercial y diplomática, no de conquistadora, pero esta vez no creo que los chinos se vendrán con amaneramientos de eunuco. ¿Podemos esperar que las expediciones chinas de los próximos años sean tan amables?

De yapa: Un documental basado en el libro de Menzies, y a continuación unos videos sobre la China actual.

Primero, un resumen emitido por una televisora venezolana de las celebraciones en Beijing por el 60º aniversario de la Revolución Socialista, el pasado 1º de octubre del 2009. Junto a ellos, nuestros desfiles parecen de jardín de infantes. Los chinos siempre haciendo las cosas en grande; después de todo, personal es lo que menos les hace falta.

Videos subidos por danydifazio. También los puedes ver aquí.

Luego, este documental francés del 2005: Good bye, Mao. Trata de cómo ha cambiado China con el gobierno de Den Xiaoping y sus sucesores hasta volverse un híbrido capitalista-comunista a menudo incomprensible para los occidentales, pero que les funciona. ¡Y cómo! Después de todo, fue el mismo Den Xiaoping quien dijo: “da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones”.

Videos subidos por Videosmarker. También los puedes ver aquí.

!Chinos…!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)