miércoles, 13 de enero de 2010

Déjame Entrar (Låt Den Rätte Komma In, 2008): Atraído por la Oscuridad

[F-Review]

La sangre viene desde Suecia.

Esta película es de las que demuestran que no se necesitan millones y millones de dólares invertidos en actores “cueros”, efectos especiales, acción a borbotones y guardarropa de Armani, para conseguir acaso el mejor filme de vampiros que nos dejó la pasada década (chúpense esa, Bella, Edward y compañía).

Oskar es un chico de 12 años que vive con su madre en un edificio de apartamentos en Blackeberg, un suburbio de Estocolmo. Tímido y débil, es constantemente acosado y abusado por compañeros suyos; su rabia lo hace soñar con vengarse y finge (¿o juega?) cada noche que comete asesinatos con su chuchillo. En eso está cuando ve cómo llegan unos vecinos nuevos que se mudan al departamento de junto, a lo cual no le da importancia hasta que unas noches después conoce a Eli, la extraña nueva chica, y que tiene más o menos su edad. Por esos días también hay noticias de extrañas muertes que suceden, cuerpos que se encuentran a los cuales aparentemente se les estaba drenando la sangre, y noticias de desapariciones. Por su parte, Oskar trata de acercarse a Eli, la cual curiosamente sólo ve de noche y parece no sentir el intenso frío del invierno sueco. Eli, por su parte anima a su “amigo” a reaccionar contra los bravucones y defenderse.

Fue una sorpresa encontrarme con película tan singular. Y es que para los que sólo están acostumbrados a la forma cómo el terror y lo sobrenatural es tratado por Hollywood, esta película corre el riesgo de parecer muy “pobre”… austera diría yo. Para empezar, la misma forma en que las imágenes son tratadas: a base de tonos apagados a propósito, y una cámara parsimoniosa en sus ritmos lentos. En cuanto a los escenarios (que al principio me recordaron algunas escenas de El Resplandor), la sensación de desolacíón llena la pantalla, como si miráramos las calles de un pueblo fantasma. Y es que la misma gente usada como extras da esa sensación, como de zombies. Bueno, es Estocolmo en invierno y a principios de los 80’s. Tomas Alfredson, para esta su segunda película se tomó un año para elegir a sus protagonistas, y acabó escogiendo a dos chicos que no tenían experiencia ni en cine ni en televisión, pero que forman una pareja arrobadora. Es seductora la forma en que se relacionan entre ellos, como su presencia enciende la pantalla. Y eso que, comparada con la novela original de Jhon Ajvide Lidqvist, se contuvo de mostrar explícitamente temas como el de la atracción pederasta entre el cuidador de Eli y ella, la identidad sexual de la pequeña vampira, las drogas, la prostitución y otras expresiones de la oscuridad humana. Låt Den Rätte Komma In califica como película de terror, un terror especial, estilizado y dosificado eso sí, pero también de amor. Creo que desde la decadente y torturada Entrevista con un Vampiro, no había disfrutado tanto del viejo mito de los no muertos.

Como curiosidad, el título original viene de la canción Let the Right One Slip In, de Morrisey, pero también del mito que dice que un vampiro no puede entrar a una casa si no es invitado: Låt Den Rätte Komma In / Let The Right One In, traducido literalmente sería algo como “Deja que lo bueno entre”

Vean esta película, no tiene pierde. Y quien sabe, y el remake que Hollywood piensa perpetrar este año le haga algo de justicia. Al menos la sangre y la transgresión estarán aseguradas, supongo.


Video subido por Zakki00. También lo puedes ver aquí.

Ficha Tecnica

Idioma: Sueco
Género: Terror / Romance
Año: 2008
Duración: 114"
Director: Tomas Alfredson
Productores: Carl Molinder, John Nordling
Guión:
John Ajvide Lindqvist (autor de la novela original)
Distribución: Magnolia Pictures, Sandrew Metronome
Reparto:
Kåre Hedebrant, Lina Leandersson, Per Ragnar, Henrik Dahl, Karin Bergquist, Peter Carlberg, Ika Nord, Mikael Rahm.
Ficha en IMDB:
http://www.imdb.com/title/tt1139797/
Webs Oficiales: http://www.latdenrattekommain.se/ (Suecia), http://www.lettherightoneinmovie.com/ (USA)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)