sábado, 12 de junio de 2010

Hoy es SáGATO (VI): Los gatos te devuelven favores (en el anime al menos)

[A-Review]

Arrebatada por los gatos.

La gata saca las uñasMucho se podría decir de los japoneses y su afición a lo gatuno; desde el Maneki Neko hasta las Nekomimi y los Cat Cafes (donde pagas hasta US$10 para relajarte jugando con gatos… uhm, esto va para el próximo sáGATO >.< ), etc… Su cultura pop está llena de michis. Y como parte importante de ella, su anime… ¿a que no? Neko no Ongaeshi (2002, también conocida como The Cat Returns y Haru en el Reino de los Gatos) es una de estas infaltables producciones con gatos que nos ha regalado el país del Sol Naciente. Realizada por el mítico Studio Ghibli de Miyazaki, aunque dirigida por Hiroyuki Morita, es una historia derivada de una película del mismo estudio, la bella Mimi wo Sumaseba (1995, también conocida como Whisper of the Heart o Susurro del Corazón), dirigida por el fallecido Yoshifumi Kondo. En ella (como recordarán los fans del anime en general, y de Studio Ghibli en particular) aparecían un gato gordo y malhumorado llamado (por la protagonista) Moon (por que parecía la luna por lo obeso) y la estatua de un gato conocida como Barón, vestido elegantemente a la manera occidental con traje y sombrero, como todo un dandy. Bien, en esta historia la protagonista escribe un cuento fantástico inspirado en Baron, incorporándose breves escenas de la misma a manera de insertos fantásticos. Estas secuencias se hicieron muy populares y casi que podríamos decir que por presión popular es que Ghibli termina produciendo varios años después Neko no Ongaeshi. Claro que la historia de esta poco tiene que ver con Mimi wo Sumaseba, a excepción de los gatos.

Al resumen: Haru Yoshioka es una estudiante de preparatoria de 17 años (aunque no los aparenta por su perfil de nadadora), algo tímida y callada, también un poco floja. Un día volviendo de clases con su amiga, se cruza con un extraño gato de ojos heterocromáticos (traducción: tiene un ojo de un color y el otro de otro) al cual salva de ser atropellado por un camión. Grande es su sorpresa al ver al minino ponerse de pie sobre sus patas, agradecerle el que le haya salvado y disculparse por irse tan rápido sin poder recompensarle apropiadamente. La pobre Haru piensa si no ha sufrido una conmoción cerebral, pero no tiene mucho tiempo para preocuparse de ir al médico pues esa misma noche le despierta una conmoción en la calle y cuando mira se topa con una procesión (bueno, un cortejo) de gatos que van por la calle en dos patas acompañando a un enorme gato con los mismos ojos del gato que había salvado esa tarde. Entonces se entera que está frente al Rey de los gatos, quien agradecido por haber rescatado a su hijo el príncipe Lune le prepara varios regalos, incluyendo el llevarla a su reino y casarla con su hijo. Curiosamente, Haru se lo piensa un poco, cosa que la mensajera del Rey interpreta como un sí. Conmocionada por la confusión producida, Haru se desespera, pero una amable voz femenina le dice que busque la Oficina de Asuntos Gatunos para que le ayuden. Así, Haru conoce a Muta, el obeso gato de Mimi wo Sumaseba que llevándola por callejones y azoteas la conduce a una pequeña plaza donde conoce al Baron Humbert von Gikkingen (sí, el mismo que viste y calza), la estatua de gato con alma, quien declara estar a cargo de la dichosa Oficina de Asuntos Gatunos y que harán todo lo posible para salvarle. Y entonces… un secuestro… un viaje al Reino de los Gatos… un rescate cinematográfico… miau, miau, miau…

Con un ritmo acelerado, animación de buena calidad y música de primera, esta simple y fantástica historia logra con creces su propósito de entretener sin grandes complicaciones. Divertida, llena de color, imaginación y sobretodo de gatos, es una buena opción para ver con toda la family.

El trailer:


Video subido por jotaabs. También lo puedes ver acá.

¿Qué más? ¿Qué más? Ma que… véanla de una vez. Lo sé, está in spanish, pero créanme que es este caso no les quedó mal el doblaje. Además, es fin de semana y así los niños también la pueden disfrutar… y si tienen gatos pues también tráiganlos.

Actualización al 10/05/2011: Reemplazado el video del doblaje ibérico (borrado) por uno con doblaje latino.

Video que también puedes ver acá.

2 comentarios:

Jorge Thomas dijo...

Una pequeña gran película... y con un trabajo de animación en que Ghibli deja en claro, de nuevo, que el 3D puede ser muy chévere pero que la animación tradicional en celdas tiene un aroma a belleza que ninguna computadora va a conseguir jamás... ya que es de corta duración, una lástima, aprovecharé para verla una vez más y alegrarme el domingo...

César Flores Huallpa dijo...

Louis Wain hubiera estado encantado con esta película, ¿no? Yo me la he visto dos veces este fin de semana.

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)