miércoles, 6 de octubre de 2010

Machete (2010): Un feo con filo

[F-Review]

No te metas con el mexicano equivocado.

Un curtido policía federal mexicano, víctima de una traición y a quien sus superiores daban por muerto, aparece al otro lado de la frontera, en Estados Unidos como miles de sus compatriotas buscándose la vida haciendo trabajos de peón. Un día, un personaje trajeado lo hace subir a su auto y le hace una oferta a la que no puede negarse: matar a McLaughlin, un político que a través de un discurso patriotero busca cerrar la frontera a cal y canto para que no entren los inmigrantes ilegales (“parásitos”, los llama él). Su recompensa por el cachuelo: un maletín de dinero para que inicie una nueva vida. Sin embargo todo no es más que una trampa; Machete es baleado y tomará la justicia en sus manos para arreglar nuevas y viejas cuentas.

La más reciente película del director estadounidense de ascendencia mexicana Robert Rodríguez es la adaptación, extensión o realización de aquel falso trailer que acompañara el metraje de Grindhouse, aquel engendro que dirigió en sociedad con su amiguísimo Quentin Tarantino en el 2007. Como todos recordarán, a los aficionados les encantó la idea que podía derivarse de esa secuencia y (casi diríamos que por aclamación), Rodríguez decidió darles gustos y darse gusto llevando la historia del espalda mojada que no deja malo con cabeza al cine. Así que luego de unos años, tenemos al fin el primer protagónico de Danny Trejo, ese actor de raíces mexicanas lleno de tatuajes y con cara de ex-delincuente (bueno, otra cara era imposible: lo fue)Ahora, en el papel de Machete está como pez en el agua, recordándonos a esos buenos y simples héroes de las cintas de serie B (¿o Z?) de los 70´s y 80´s, infalibles, indestructibles, de pocas palabras y mucha acción física. Acompañan dos chicas al héroe que se aliarán con él para patear traseros de chicos malos: Michelle Rodríguez y Jessica Alba; y de yapa Lidsay Lohan en hábito de monja. Además está Cheech Martin, interpretando al padre hermano de Machete. Y del lado de los malos llegan Robert De Niro como el Senador, Steven Seagal haciendo de capo narcotraficante, y los esbirros Jeff Fahrey y Don Jhonson.

Sucesión de imágenes alocadas en una trama lineal y tan tonta como para perder toda importancia… y con moralina pro inmigrantes incluida, Machete es una película para divertirse sin segundas intenciones, y como tal funciona. Por lo tanto, si lo que buscas es una película con lógica y que huela a Óscar… mejor pasa de ella. Si sólo quieres disfrutar un rato de acción absurda, muchas balas, parodias y gags, sangre (llegando por momentos al gore) y chicas, esta es tu película, un nuevo y sincero homenaje del director mexicano-estadounidense al cine de dos por cinco que veía de joven; en ese sentido la comparación con Grindhouse es inevitable. Vale, aunque hubiera salido mejor si al igual que en la secuencia inicial hubieran cuidado de darle ese toque sucio y deteriorado a todo el metraje (como Grindhouse justamente), y que insertaran mejor algunas escenas que quedan como muy forzadas pero que como venían del trailer original tenían que ponerlas (ya se darán cuenta cuando las vean). En eso, la cosa falla; también hubiera sido mejor que el buen Robert la dirigiera sola y no con Ethan Maniquis. Sin embargo se nota que Rodríguez y su collera disfrutaron haciéndola; Danny Trejo está genial; su presencia llena tanto la pantalla que el resto del elenco no logra opacarlo, y sólo eso ya paga la entrada. No me sorprendería que ya algunos se estén tatuando su imagen junto a la del Ché o de la Santa Muerte.

Robert Rodríguez así se sale con la suya, e incluso se pavonea diciendo en una entrevista que con esta película ha inventado el género “mexploitaition”, para el cual debe de cumplirse ciertas condiciones (anoten, futuros directores): “tiene que lidiar con una cuestión social polémica, debe tener un reparto multicultural, tiene que incluir momentos cómicos, no debe temer a los excesos”. Muy humilde no es. Punto aparte es el momento en que es estrenada, tiempos de controversia justamente sobre la inmigración ilegal; y en medio de todo la infame legislatura anti-inmigración de Arizona, mencionada en uno de los trailers y que causó mucha pica al presentar a un Danny Trejo en su caracterización de Machete dando a entender que iba a por Arizona. Incluso se habló que su estreno podría incitar a la violencia racial, cosa que según sé a la postre está resultando injustificado. Después de todo, cine es cine no más.

Acá el tráiler con “dedicatoria” a Arizona (y en este post uno más explícito)


Video subido por cyrusx87. También lo puedes ver acá.


Nota: A manera de broma-guiño del artesano Rodríguez (o acaso tanteo para hacerla de nuevo como la hizo con el trailer en Grindhouse) al final de la cinta se mencionan que pronto habría más de Machete, las secuelas Machete Kills y Machete Kills Again. Sin embargo, el propio doble R habla que está pensando seriamente en hacerlas. ¿Le creemos? Después de todo ya está en la puerta del horno su cuarta entrega de Spy Kids. Así que miedo a quemar una idea no tiene.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)