domingo, 9 de enero de 2011

Del Soundtrack de mi Vida (IV): Ricardo Arjona

[Homo Videns]

Ya pueden apanarme.

Es raro que no haya continuado con esta serie de posts donde expongo qué grupos o cantantes han sido memorables en mi devenir vital, no siempre por su calidad per se, sino por su significancia en mi historia personal. Uno de estos es el guatemalteco Ricardo Arjona. Ya sé lo que muchos van a decir, que es un pesado, un cursi, que su poesía apesta, bla bla bla. Siempre me ha resultado curioso cómo la internet al mismo tiempo que crea íconos que cita admirada una y otra vez, como ser Chuck Norris (a quien dicho sea de paso no trago…), también escoge personajes a quien maletear constantemente, como en este grupo de facebook que no podía tener otro nombre que Yo también odio a Ricardo Arjona.Claro que Ricardo Arjona para el Premio Nobel de Literatura…tampoco tampoco. Digamos que el hombre en sus primeros tiempos (incluso a veces ahora) tenía un gusto exagerado por la rima consonante y fácil, las palabras y metáforas rebuscadas e inverosímiles. Quizás también pecó de pretencioso, cuando no es sino una especia de Joaquín Sabina descafeinado y con voz más cuidada (bueno, todos sabemos que Sabina tiene garganta de lata). Pero igual me quedo con varias de sus canciones, su desparpajo y esa actitud admirada por la mujer cotidiana. ¿Para qué mentir para parecer cool? Quisiera de vez en cuando atreverme a escribir de la forma que él lo canta, aunque luego tenga que decir algo como esto: “Mi música es compleja, tiene matices de mi y mi gente, mis sentimientos, mis penas, mis dudas y, por supuesto, lo que diga mi disquera”. Bueno, la música es un negocio y a él no le ha ido tan mal en ella desde hace dos décadas.

La primera canción que escuché de él fue Mujeres, cuando aún estaba estudiando, luego habrá venido Jesús Verbo no Sustantivo, y de allí pues Historia de un Taxi, Te Conozco, Señora de las Cuatro Décadas, Si el Norte fuera el Sur… no estoy siendo cronológico, son las que recuerdo (entre otras) que sonaban en las radios de los noventas. Luego, pues como que pasó a un segundo plano en mi país pero igual se le escucha aquí y allá, entre varias de mis amigas por ejemplo. Sin embargo, como suele pasar con las estrellas de las discográficas, lo más interesante que le he encontrado nunca ha tenido single, como El Mesías, que falta en la recopila de abajo por no estar en youtube. Y a pesar de sus detractores, yo sí creo que su estilo sí ha tenido una evolución desde sus primeros discos hasta el penúltimo, 5to piso, y el último, Poquita Ropa, y aunque se le haya buena parte de la década en recopilatorios.


Videos subidos por varios. También los puedes ver acá.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)