martes, 17 de mayo de 2011

Días de otoño con cielo color panza de burro

[Yoni]

¿Dónde puse mis medias de lana?

Las semanas han pasado y nuevamente tenemos el otoño sobre nosotros, aunque más estaría para llamarlo pre-invierno, pues la verdad las noches están frías. Tiempos así me hacen preguntarme si no debería casarme o al menos comprarme una bolsa para el agua caliente. Bueno, no tanto. El caso es que hace frío y si así estamos a mediados de Mayo no quiero ni imaginarme cómo estaremos por mi cumpleaños: cumplo el 4 de Julio por si alguien me quiere regalar algo. Sí, el Independence Day. Si llego a ser famoso seguro que ese asunto y la coincidencia del año divertirá a mis biógrafos.

Mi trabajo va más o menos. Lo que me gusta es que no me fastidian mucho y me dejan a mi ritmo, además del horario: salgo a las 5 PM, aunque hasta ahora no estoy aprovechando todo ese tiempo libre para estudiar o capacitarme, sólo para relajarme. Quizás me meta a una academia de inglés por estas semanas, pues me he dado cuenta que me sería muy útil. Además que de todas formas para el título profesional me es necesario acreditar un nivel mínimo de una lengua extranjera. Verdad, además tengo la tesis. Creo que este año será muy ocupado.

El otro día como no pude encontrar a R para salir, subí a hablar con W y con E. Uno me ha animado a visitar al socio que tiene en una empresa de consultoría que acaba de abrir y quizás apoyarle (con una comisión de por medio, claro). El otro me ha presentado a su enamorada, como quince años menor que él. No sé, diferencias tan grandes de edad… En todo caso veremos, es buen pata E. El que me preocupa es H: según E hay un vecino que le tiene hambre por una pelea por terrenos que hubo el otro día. ¿En qué se estará metiendo H? ¿No le dirá nada S?

L estaba diciendo el otro día en twitter para una nueva reutwittera junto con otros más. Yo la única a la que he ido fue la que hicimos con otros cuatro puntas el año pasado. De allí he visto a T y M en otras ocasiones, pero la verdad he estado ocupado estos meses lo mismo que ellos. Son patas que se mueven bastante, aunque no creo que se animen a reunirse con L, así que la cosa sería nomás con nueva gente. Creo que aún la gente de las redes sociales en Tacna no logra formar un grupo orgánico como al parecer han avanzado en Arica. Será cuestión de ver.

La campaña electoral se está calentando. Yo ya decidí mi voto: ni por el miedo ni por el odio: yo #votoviciado. Lo malo es que desde el 2000 estoy cada segunda vuelta en lo mismo. Ya no sé si el país es el #FAIL o si yo lo soy.

Ojalá me paguen hoy, que quiero comprarme zapatos. No sé cómo hago para destrozarlos siempre: ni siquiera soy tan patón.

Bien, ya basta de cuitas. Hasta la vista.

2 comentarios:

Jorge Thomas dijo...

Bonita cabecera casi invernal. Lo mejor es que el gato duerma contigo: ronronea y da calor. Y no te pide que le digas que lo quieres.

Un Oso Rojo dijo...

Samy en mi cama... No sé, compadre. Con lo mucho que me muevo fijo acabo aplastándolo. :P

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)