lunes, 11 de julio de 2011

Los Pingüinos de Papá (2011): El juego es de etiqueta

[F-Review]

Aprovechando que el trabajo ha perdido intensidad (hasta la próxima urgencia al menos… malditos plazos irrevocables) salí al cine, indeciso de ver la nueva criatura de Michael Bay u otra. Al final un comentario de L (no, el de Death Note no) acerca de amigos suyos ¡que se habían quedado dormidos! con las dos horas y media que dura la tercera película de Transformers me decidí por algo ligerito nomás. Y como Jim Carrey al menos me haría reír (mientras no vuelva a perpetrar un papel tan bizarro como el Acertijo de ese bodrio de Batman nosequé estamos bien) compré entrada a esta comedia pingüinesca.

No diré que ha sido la película del año; uno es consciente que no te vas a topar con películas extraordinarias cada semana, pero por lo menos es bastante divertida y eficiente, aunque el argumento bastante me recordaba a Mentiroso Mentiroso, una que el tipo de las muecas protagonizara a fines de los 90`s: en aquella como en esta Carrey interpreta a un ambicioso empleado divorciado que por causa de su trabajo descuida su relación con su(s) hijo(s)… hasta que lo extraordinario llega a su vida y lo hace recapacitar sobre lo que es de verdad importante. Bueno, es una película familiar, no me crucifiquen porque me haya gustado.

Tom Popper es un padre divorciado que se gana la vida comprando las mejores propiedades para que sus jefes puedan acrecentar sus ya abultadas billeteras. Encantador, pico de oro profesional y perseverante a morir, hace todo lo necesario para ganar y es tan bueno que sólo una compra es lo que le separa de conseguir que lo incluyan como socio. Entretanto la llamada de un abogado le informa de la muerte de su padre (un trotamundos que se pasó la vida viajando por los lugares más increíbles desde los cuales se comunicaba con su hijo a través de un receptor de onda corta) y le pone al tanto de que le ha heredado unos “souvenirs”, como en los cortos periodos que regresaba con su familia. Así, pues, recibe una caja con un pingüino adentro (vivo, no una estatua o uno disecado como pensara al principio) que pondrá su vida de cabeza, y todavía más cuando recibe otros cinco compañeros suyos que agregarán más caos aún. Claro que a sus hijos, una adolescente con la que tiene problemas de comunicación, y uno de 10 años… les encantan, por lo que posterga la decisión de deshacerse de ellos, además de que él mismo se va encariñando con los tiernos y traviesos pajarracos.

Por el lado técnico debo de felicitar a los encargados del CGI de los pingüinos: no he podido notar dónde han intervenido, así que no me imagino la chambaza que les ha de haber sido el lograr que sus imágenes de ordenador se pudieran confundir de esa manera con las imágenes reales de los pingüinos. Ah, y los pingüinos en sí… grandes actores. Otro aliciente es la sorpresa de reencontrar a la venerable Angela Lansbury dándole algo de clase a esta comedia familiar. En sí, una película disfrutable para que lleves a los enanos de la casa.

El trailer


Video subido por PeliculasdeFOX. También lo puedes ver acá.

La Yapa: En este enlace hay bastantes detalles de la película, incluyendo fragmentos de entrevistas a los implicados http://elbazardelespectaculocine.blogspot.com/2011/07/los-pinguinos-de-papa-sinopsis-ficha.html

Otrosí: Es agradable que hoy también haya salido el sol: mi ropa secará, es un alivio pues cuando te cambias de ropa todos los días es indispensable tener suficientes prendas limpias. Inviernito, no me trates mal.

Otrosí más: Y no olviden de alentar a la selección peruana mañana que se enfrenta a la chilena. Y una sugerencia a nuestros vecinos ariqueños: si por A o B Chile ganara traten de no cometer la falta de delicadeza de venir a festejar a Tacna. Por esta vez nomás, digo ¿no?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)