martes, 27 de diciembre de 2011

El Gato con Botas (2011): El inicio de la leyenda… ¡miau!

[F-Review]


Video subido por 5max1HD. También lo puedes ver acá.

El Gato con Botas es acaso uno de los personajes favoritos de las películas de Shreck, producto acaso de la magia de sus ojitos tiernos y de su voz de hidalgo español que Antonio Banderas le presta (tanto en las versiones ánglicas como las castellanas, ¡olé!). Por ello no era ningún absurdo el que desde el éxito de su primera aparición (Shreck 2, donde se robó la película) los chicos de Dreamworks hablaran de darle su propio protagónico. La verdad que su buen tiempo se han demorado, consecuencia al parecer de los disímiles resultados que tuvieron las dos últimas secuelas de la historia del ogro verde… no en taquilla claro. Pero ya con todos los cabos atados, este mes por fin se hizo el estreno… como para hacer antesala a la temporada navideña. Merry Christmas!

En un pueblito muy muy lejano (OK, no), un pequeño gatito acaba en un orfanato con otros muchos niños huérfanos. Allí conoce y se hace amigo de Humpty Alexander Dumpty, un chico-huevo obsesionado con hallar los frijoles mágicos del cuento de un tal Juanito, escalar la planta mágica, entrar al castillo del gigante y conseguir la Gansa Dorada. Con Gato juran realizar este sueño, pero unas cuantas circunstancias (que incluyen una vil traición) los separan, convirtiéndose  Gato en un fugitivo de la justicia y cat-lover. Después de varios años, los ex-amigos se reencuentran y retoman esa búsqueda con la ayuda de Kitty Patitas Suaves, una “gatita muy mala” (en palabras de Gato). Sin embargo, tal aventura sólo será el comienzo.

Con una simpática historia que logra agradar tanto a padres como a hijos, una banda sonora y una animación dignas, El Gato Con Botas es una buena opción para ir en matiné. Quizás tarde en agarrar cuerpo hasta que se inicia la aventura en sí, pero de allí en adelante la acción transcurre rápida y suavemente hasta el desenlace. En resumen, es efectiva como entretenimiento, usando del mismo esquema de la saga de donde salió su felino protagonista de usar los cuentos de hadas tradicionales (en parte de forma paródica y en otra actualizándolos) para armar una historia de amistad y reinvindicación. Y tiene buenos gags.

Por último, si quieren leer el verdadero cuento de El Gato con Botas pueden echar un vistazo a este post.

Me pareció ver a un lindo gatito

4 comentarios:

Khaled E. dijo...

Muy buen post. La vi y me vacile un monton, la voz de Banderas esta muy bien trabajada.

Un Oso Rojo dijo...

Y va por el Óscar... claro que entre esta y Rango...

CLARIBEL dijo...

ES MUY TRAVIEZO ES MUY LINDO

César Flores Huallpa dijo...

Totalmente de acuerdo... Además es un pillín el micho ese =^.^=

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)