lunes, 12 de marzo de 2012

Mi cuaderno de gastos

[Yoni]

Soy contador y trabajo entre papeles y números; por lo tanto no es raro que lleve un control de mis finanzas personales… aunque confieso que sin mucha constancia. La verdad que en los tiempos en que ganaba apenas para los gastos de cada día sin posibilidad de ahorro ver mis cuentas tan raquíticas me deprimían.

Al menos ya eso va quedando atrás. En este momento no puedo decir que he conseguido la “libertad financiera” (brincos diera, Kiyosaki, pero sigo siendo un roedor económico), pero al menos algo más holgado vivo que en otros tiempos. Ugggh, recordar los finales de los 90’s aún me da escalofríos. Es cierto que el dinero no te da la felicidad, pero no es menos cierto que su falta te puede hacer muuuy infeliz.

Un sueldo mejor, ingresos extras por cachuelos y el Ad Sense (a propo, si visitan http://TodoDocumentos.blogspot.com y dan clic en los anuncios no me molesto ^____^) me han permitido ahorrar alguito y con ese ahorrito hacer unos pequeños desembolsos: un tratamiento médico que venía postergando años, ahora arreglar la casa, etc.

Y junto con mis gastos diarios todo lo anoto en mi cuaderno cargando y abonando a mis tres cuentas: lo que llevo en mi cajita de gastos inmediatos, lo que tengo en mi cuenta bancaria para sacar en el mes, y lo que tengo separado como ahorro. Tres son suficientes para organizarme.

Me pregunto si algún día miraré este cuaderno y recordaré estos días a la manera como lo haría leyendo los diarios que antes escribía en cuadernos de tapa dura y que ahora conservo camuflados entre mis libros: las invitaciones a comer que hice, los regalos que compré, ese pago por un favor a un amigo que no quería cobrar y que al final a tanta insistencia acepté, el taxi que tomé porque tenía que salir a toda prisa de esa fiesta…

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)