miércoles, 20 de junio de 2012

Los Juegos del Hambre (2012): Reality Shows los de mis tiempos

[F-Review]


Los Juegos Del Hambre - Trailer oficial from Juegos del Hambre on Vimeo.


Es evidente que luego de que una de sus mejores franquicias este año estará llegando a su fin (hablo de Crepúsculo) los chicos de Hollywood ni tontos ni perezosos se han puesto a la caza de la siguiente veta en adaptaciones de populares sagas de best-sellers. La cuestión es aprovechar la fanaticada cautiva y atraer a más público. Y así pues, ahora les toca el turno a los libros de la Sra. Suzanne Collins. Sí, otra escritora. ¡Vaya que las mujeres estos años han estado de buenas en estas adaptaciones taquilleras!

Los Juegos del Hambre se desarrollan en un futuro post-apocalíptico en el país de Panem, lo que antiguamente era América del Norte. En este distópico porvenir el gobierno (conocido como Capitolio) en castigo por una rebelión acaecida décadas antes convoca cada año a los doce distritos para que envíen a un chico y una chica de entre 12 a 18 años bien por sorteo o bien voluntarios para hacerlos participar en una lucha a muerte de donde sólo uno saldrá con vida. El premio a obtener es fama y mucha riqueza. Y, claro, todo es televisado en vivo y en directo para la diversión general: un circo romano en toda regla.

Así, pues, en una pobre zona minera dentro del distrito 12 vive Katniss Everdeen, una chica de 16 años, cuyo padre muriera años antes en un accidente de socavón. Por ello, para ayudar a mantener a su madre y a su hermana pequeña, Katniss se dedica a la caza en los bosques fuera de los límites de su zona para intercambiar lo conseguido en el mercado negro local, llegando a adquirir gran habilidad como arquera. Y ese es todo su horizonte: sobrevivir. Entonces llega una nueva elección de Tributos para la 74º edición de Los Juegos del Hambre, la primera vez que su hermana pequeña, Primrose, participa, ocurriendo lo inesperado encarnado en su elección; así que para salvarla de una muerte segura Katniss se ofrece voluntaria para ir en su lugar junto con su vecino Peeta Mellark, el Tributo varón del distrito 12. Puestos a las manos de un estilista que buscará que den la mejor impresión posible para que obtengan los auspicios necesarios que les den alguna ventaja, y del antiguo Campeón de unos anteriores Juegos que les servirá de mentor y entrenador, Katniss y Peeta marchan a la capital sabiendo que quizás no volverán a ver a sus seres queridos.

Mucho tiene que agradecer esta película a varios referentes cinematográficos evidentes (o no tanto), como Battle Royale, Gymkata, Logan’s Run, THX-1138, 1984, Death Race, etc. En ese punto se nota que los realizadores han hecho su tarea, aunque quizás otros pueden pensar que exageraron. En todo caso, al menos sirve como trivia. Ahora bien, en lo que respecta a la película y su narración en sí, digamos que después de un inicio un tanto complicado, merced al abuso de la cámara en mano, el filme agarra viada a partir de las escenas de los preparativos de los Tributos para los Juegos en sí para volverse a complicar en su secuencia final, donde tenemos un desenlace bien a lo Deus Ex-Machina.

En cuanto a las actuaciones, no han estado tan mal los protagonistas, sobretodo la actriz Jennifer Lawrence en su papel de joven aguerrida. Quizás si dé talla para la secuela que está cantada dado el éxito de esta primera adaptación.

Ahora bien, el tema… La verdad que en ese punto la crítica social implícita en la película se desaprovecha en tibiezas, a excepción de una secuencia en que se muestra los disturbios en un distrito por la mala muerte de uno de sus Tributos. ¿Qué tipo de régimen es el Capitolio? ¿Cuáles son las relaciones entre y dentro de cada distrito? Supongo que en el libro se habrán dado más detalles, y es posible que se ahonde en ese conflicto en las posteriores entregas cinematográficas de las siguientes novelas de la saga.

En conclusión, al menos no parece ser un nuevo Crepúsculo… aunque sólo sea porque la protagonista no me ha caído mal. Y a pesar de que también anuncia un triángulo amoroso.

Típico, debes matarlo y terminas besándolo

La yapa: Más imágenes en La Butaca, así como críticas más amplias.

Nota: Ya tenía este post comenzado hace un tiempo, pero por alguna razón se me “traspapeló”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)