miércoles, 23 de octubre de 2013

El Hijo del Demonio (2012): En algún lugar de la Mancha cuyo nombre no quiero acordarme…

[F-Review]


Video subido por Trailers y Estrenos. También lo puedes ver aquí.

Deseosa de ser madre, Carla, una exitosa diseñadora, decide recurrir a la concepción asistida para tener a su primera hija. La mala suerte dicta que la niña nazca prematuramente y que a consecuencia de ello sus pulmones queden lastimados, por lo que su médico le recomienda a la acongojada madre trasladarse a donde haya aire más puro. Convenientemente, resulta que Carla había heredado de sus padres (muertos cuando ella aún era una niña) una finca manchega a la que no había ido en años, así que dejando trabajo y departamento en Madrid se traslada a su desatendida propiedad, donde se reencuentra con Marcial, que en su ausencia se ha hecho cargo de cuidar su tierra, y conoce a su hijo Marcos, un niño rubio un tanto siniestro, que de alguna forma llega a darle muy mala espina.

Veamos, creo que primero es pertinente señalar mi extrañeza por la que al distribuidor de esta cinta española en América Latina se le ocurrió pasar olímpicamente de su título original, Vulnerables, para vendérnosla como El Hijo del Demonio. Supongo que que el primer título no era para nada vendedor y que llegó a la conclusión de que cualquier ayudita extra para atraer algo de taquilla no le vendría mal. Considerando el bodrio que tenía entre manos no lo culpo.

Seamos claros, esta película es una falla. Y considerando lo perdonavidas que soy ya se imaginarán qué tan mala debió parecerme. Para empezar su historia después de un inicio algo halagüeño (¿los primeros cinco minutos tal vez? Capaz ni eso) no tarda en hacer agua para casi (casi) recuperarse con el clímax e irse definitivamente al diablo con la resolución. Las interpretaciones son sosas, quizás un poco menos la de la protagonista, la guapa Paula Echevarría, que leo tiene algún recorrido en el cine y la televisión de su país, y que en esta película hace sus pininos en el terror psicológico.

Porque eso se supone que es esta película de títulos que se prestan a confusión. Aunque también se le pude catalogar de suspenso, con una pizca sobrenatural… al menos hasta que el final nos descuadra todo. La verdad que se toma su tiempo para escoger una ruta y cuando parece que la encuentra… vuelve a abandonarla. Bien hecho, debutante director Miguel Cruz; haz demostrado que se necesita poco para arruinar tu opera prima. Y además eras el guionista: doble condena. Ni siquiera asustas bien.

Nota: La mayoría de las imágenes están sacadas de La Butaca. Allí también encontrarás crítica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)