martes, 19 de agosto de 2014

Los Reyes de la Comedia (Make’em Laugh: The Funny Business of America)

[Homo Videns]


Videos subidos por Westse Tom. También los puedes ver acá.

La semana pasada el cómico estadounidense Robin Williams se suicidó, al parecer pasaba por un grave periodo de depresión luego de que una serie que protagonizara fuera cancelada… o quizás por todos sus demonios internos que lo habían hecho caer en el abuso del alcohol y las drogas muchas veces, demonios a los que acaso trataba de exorcizar usándolos como material para sus monólogos humorísticos. Pero al final esos demonios ganaron la partida y a sus 63 años decidiera partir. Triste, pero así fue.

Luego lo de siempre: los recordatorios, homenajes póstumos: no hay muerto malo. OK, no tengo nada que objetar… aunque quizás sí. Está bien que a cada snob o hipster habido y por haber le guste o diga que le guste La Sociedad de los Poetas Muertos, pero el lunes y martes perdí la cuenta de los Oh Capitán, Mi Capitán que leí en las redes sociales. Walt Whitman se debe estar matando de la risa.

Robin Williams era un cómico, uno genial, con una capacidad de improvisación apabullante. Como actor incursionó en papeles serios (uno de los últimos que me viene a la memoria es una breve interpretación de Eisenhower en El Mayordomo de la Casa Blanca) pero para será más el extraterrestre Mork del planeta Ork o Cronauer de Buenos Días Vietnam o Patch Adams o Mrs Dobtfire. Si hablamos de sus papeles más serios están los que hizo en Despertares, Pescador de Ilusiones, El Hombre Bicentenario o incluso Insomnia. Bueno, también La Sociedad de los Poetas Muertos, pero no hay que quedarse en eso.

Bueno, su muerte al final sirvió como un pretexto para pasar revista a su carrera. Supongo que así lo hubiera querido Robin Williams. De entre todas las retrospectivas, una que me llegó fue este fragmento de un documental realizado en el 2009, que se centraba más en la naturaleza de su estilo de humor analizado por colegas y críticos a través de fragmentos de algunos de sus unipersonales y entrevistas más que de sus interpretaciones en el cine: el Robin Williams fundamental.

En general, el resto de esta serie documental de 6 episodios es bastante bueno y da una idea del desarrollo de la comedia estadounidense como género, desde sus inicios mudos hasta sus principales exponentes contemporáneos, los tipos de humor practicados, los hitos principales, etc. Lo recomiendo bastante no sólo por los viejos conocidos presentes sino también por esos representantes de la comedia estadounidense que para nosotros pueden ser mas bien oscuros pero que igualmente son valiosos. Y además el anfitrión es Billy Cristal: no tiene pierde.

La Yapa: ya que empecé hablando de Robin Williams, acá un fragmento de esos unipersonales geniales de los que era capaz:


Video subido por Ramón González González. También lo puedes ver acá.

Nota: Quería insertar la versión subtitulada de Weapons Of Self Destruction, pero se la han bajado de youtube. Aún  está la versión sin subtítulos, si entienden inglés disfrútenla. O su participación en Inside the Actors Studio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)