miércoles, 27 de junio de 2018

Tenías que ser tú: Góngora manda

[B-Review]

En este blog de lo que menos he escrito es sobre libros. Reviso mi última entrada con la etiqueta B-Review y esta es de hace casi cuatro años: una vergüenza. Bueno, hoy día empezaremos a corregir esto. Con ustedes, Tenías que ser tú.

Pero antes, un poco de contexto: Cuando descubrí Wattpad me sorprendió la gran variedad de material “femenino adolescente”, es decir, de historias “románticas”, de mayor o menor calidad que pululaban en la web. ¡Ja! es un decir. En lo de que hay mucha basura en la plataforma debo de coincidir con el youtuber Woshingo en este video. Es demasiado evidente. Sin embargo, también es cierto que buscando se puede encontrar algo decente entre el mar de intentos fallidos de adolescentes sobrehormonadas, historias que sin ser perfectas al menos son agradables de leer y hasta releer. Tenías que ser tú puede ser incluida en este apartado sin problemas.

Jose, un chico español en una ciudad española indeterminada, después de que el Director de su Instituto desfalcara a la institución y se mandara mudar, debe de transferirse a otro en su último año para terminar sus estudios. Y así acaba en el Instituto Góngora, y se encuentra a Nora, una chica que lo reconoce de algún lado y al parecer le tiene rencor por algo que él hizo. ¿Qué fue? No lo sabe y ella no le quiere decir, y eso acaba por volverlo loco y empezar una historia que lo llevara a hacer una apuesta para desquitarse de Nora por su terquedad.

Sí, con lo escrito es claro que esta novela es en mucho clichesca como toda historia escenificada en un colegio secundario con su protagonista masculino que hace la vieja apuesta de conquistar a la protagonista femenina, que para más señas es una fanática de los libros de misterio… y ya sabemos más o menos cómo va a terminar esto, ya lo hemos visto en cuchucientas películas. Incluso uno de los amigos del protagonista se lo deja muy claro. Y con todo, Zara_Black, la autora, logra dar la vuelta al diseñarlos para hacerlos algo más que un refrito con patas. Y no digamos el escenario, el Instituto Góngora, que por momento acaba cobrando vida propia gracias a sus curiosos personajes y todas las locuras en las que se involucran. Y sin descuidar su parte un poco más seria, donde toca temas como la amistad, la lucha contra el bullying, y la preponderancia del esfuerzo.

Definitivamente, es un libro que me fue divertido de leer. Las veces que me habré reído y sorprendido con la llegada de un nuevo personaje o aventura que involucraba al buen Jose y a la díscola Nora, sus familias, sus amigos, el interés de Jose por llevar a su padre “a cazar patitos” si era necesario para conservar su hombría, etc. La recomiendo mucho. Fue hecha para ser disfrutada.’

Acá la historia original en Wattpad:

Como era de esperar, el éxito de este libro le llevó a la autora a escribir varias secuelas que son:

Todos ellos toman como protagonistas a diferentes personajes de Góngora, amigos o conocidos de la pareja de Tenías que ser tú, que, ya graduados del Instituto, también aparecen de vez en cuando como secundarios.Todos son por lo menos igual de disfrutables que el primer volumen.

Y no sólo eso. Los dos primeros volúmenes de la  saga dieron su salto a la edición física. Si ves uno por allí dale una ojeada. Si no, puedes adquirirlos vía Amazon desde acá. También en versión kindle

Por último, acá el facebook de la autora y el de la saga. Se supone que este año habrá un volumen más.

martes, 26 de junio de 2018

Querido diario

[Yoni]



Durante unos años hace bastante llevé un diario. Era este como cualquier otro diario, donde anotaba las cosas que me pasaban cada día, a quien había visto, qué había pensado, entre otras naderías. ¿Por qué empecé a hacerlo? No me acuerdo. Quizás fue la época: en ese momento estaba terminando mis estudios universitarios y la perspectiva de salir al mundo se me hacía apabullante, creo recordar. De la misma forma no estoy seguro de porqué dejé de llevarlo. Acaso me aburrí; soy mucho de eso para abandonar cosas.

Ahora, después de tanto, recordé esos diarios al actualizar mi hoja de excel de gastos. Sí, así de random como suena. O quizás no... las anotaciones de mis ingresos y egresos dan una idea de mi vida diaria: las veces que me quedo dormido y tengo que ir al trabajo en taxi, las películas que voy a ver al cine y si lo hago con alguien o solo, si sigo dándoles dinero a los de Team Loco... Claro, es superficial y todo, pero supongo que también para eso es que he vuelto con este blog, para complementarlo. De nuevo estoy en medio de una época de cambios en mi vida, donde debo reformular las opciones que he tomado o no he tomado. Sigo sin saber para qué soy.

En esa incertidumbre pasan mis días, y ya se acerca de nuevo mi cumpleaños.

sábado, 23 de junio de 2018

Hoy es SáGATO CATurday: ¿Por qué los egipcios adoraban a los gatos?, video de Mr. Rayden

[Homo Videns]


Siguiendo la tradición de este blog de aparecer y desaparecer cada tantos meses, heme aquí de nuevo. Podría tratar de dar explicaciones... como que en realidad esto de bloguear ya pasó de moda (que con las redes sociales tiene su verdad), que tuve problemas familiares (que sí es cierto), que estoy "viejo y cansao"... etcétera. Esos detalles para otro día.

Bien, es sábado, y es deber religioso (pocas veces mejor usado el término en este espacio) el recordar que este día de la semana está dedicado a los gatos porque es tradición decanaria de internet y se acabó... y porque es algo rápido de hacer también, claro... pero quedémonos con que es cuestión tradicional y no ahondemos en una explicación que implique que soy un flojo.

¿Alguna vez han escuchado esa broma que dice que después de tanto devenir histórico hemos vuelto a lo que era el Antiguo Egipto: escribiendo en muros [de facebook] y adorando gatos? No viene de la nada: en verdad en la Tierra del Nilo desarrollaron un apego muy especial hacia los gatos. De eso trata Mr. Rayden en este video, lo que me da el pretexto para este post y que los cuatro gatos que no se acordaban que eran mis suscriptores... reconsideren si deben de continuar siéndolo.

Creo que sería todo. La verdad no tengo más que decir que estoy con sueño y mañana hay que trabajar. Hasta luego; trataré de no desaparecer hasta el Bicentenario.

Video realizado y subido por Mr. Rayden. También lo puedes ver acá 

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)