miércoles, 28 de septiembre de 2022

Nichijou (2011): Échale más random al caldo

 [A-Review]


Videos subidos por varios. Los puedes ver también acá.

Nichijou es a lo que uno se podría referir como ejemplo de estilo sobre sustancia. Alocada, desenfocada, excéntrica, excesiva... sigue la vida "cotidiana" y "mundana" de un grupo de estudiantes de secundaria en su día a día tanto en el colegio como fuera de él... y poco más de trama se puede sacar. No, lo importante son las particularidades de los personajes en sí, desde el primer trío principal, Yuko, Mio y Mai, el segundo otro trío principal, la Profesora, Nano y Sakamoto, y todos los que las rodean y las situaciones en las que se involucran, que van desde un simple juego de subir escaleras, pasando por enfrentarse a unos perritos muy "amistosos", hasta una épica historia de esfuerzo para aprender a saltar una barra horizontal. Completan este caos una tsundere armada hasta los dientes, un sempai que viene a la escuela montado en una cabra, un director con evidente experiencia de luchador profesional, un punk natural, un profesor enamorado con una obsesión con los brotes de bambú, una hermana reina de los troleos, un ridículo deporte inventado que resultaba que sí existía, entre otras rarezas cotidianas y diversas que igual y terminan yéndose por otro lado con secuencias extra que nada que ver, como si sólo estuviera puestas allí porque al autor del manga original se le ocurrieron ponerlas... y que hacían una locura muy divertida con sketch tras sketch sucediendo a toda velocidad, con una animación realizadas con todo el oficio y mimo que un Kyoto Animation acabadito de tener un revés con la segunda temporada de Suzumiya, recuperar en algo su honor con la película La Desaparición, y terminar de cerrar página con K-On, podía tener, incluida su musicalización tranquila y a ratos entrañable.

Completado el panorama por un diseño de personajes muy kawaii y que renunciaba  adrede desde el material de origen a toda exhuberancia femenina (acaso la única pechonalidad que se llegan a ver son los que fugazmente aparecen en cierta revista), la serie de TV y todo su caudal de secuencias sueltas y aleatoriedad narrativa comenzaron como un manga que mezclaba viñetas regulares con viñetas de 4-koma, salidas de la mente de Keiichi Arawi, que lo estuvo publicando desde el 2006 hasta el 2015, completando 10 volúmenes recopilatorios, y cuyo sexto volumen tuvo su salida al mercado japonés el 2011 semanas antes de la adaptación televisiva, acompañado de una OVA a manera de capítulo 0 (acaso lo más tranquilito de todo y que nos sirve para presentarnos a todos los personajes). Ya después en medio hubo una videojuego para la PSP.... Y eso pareció que iba a ser todo por un tiempo, hasta que la cuenta oficial de twitter del autor hizo el siguiente anuncio:

Lo que luego reiteró con este retweet:

Así que Nichijou después de 6 años ha vuelto, y acaso tengamos por fin una segunda temporada de una de las comedias de la década pasada dignas de más cariño del que ya tiene.

Conozco tu secreto... tu sucio, sucio secretito.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras.

Sigue buscando

Google

Blogs de Amigos (o de quienes quisiera que fueran mis amigos)